Make your own free website on Tripod.com

La generación que no pasará

Este es un interesante tema teológico que sorprendió a muchos devotos Testigos no hace muchos años, pero que la experta manipulación religiosa les impide darse cuenta del tremendo fraude religioso hasta la fecha. ¿Duelen éstas palabras? Probablemente si el que lee este documento es un Testigo de Jehová que imagina tener la verdad provista por su "perfecta" organización. De cualquier manera, toda persona puede descubrir cómo hasta aquellos que se definen como los más auténticos cristianos recurren al fraude.

Para aquellos que no conocen muy a fondo el tema, en los evangelios de Mateo capítulo 24, Marcos 13 y Lucas 21 se hallan las palabras proféticas de Jesucristo referidas a la destrucción de Jerusalén, el tiempo de su segunda venida y el fin del mundo. En Mateo 24:34, Marcos 13:30 y Lucas 21:32 pasa a decir que "no pasará ésta generación hasta que todo suceda"

Muchos aducen que el pasaje refiere únicamente a la destrucción de Jerusalén, sin embargo no "todo" de lo mencionado por Jesús se cumplió para ese evento, por lo cuál muchos cristianos han pensado que sus palabras deben tener un segundo y mayor cumplimiento en donde todo se cumpla, y en ese todo se repita la cuestión de la generación, es decir, un período de tiempo determinado para el completo ciclo de acontecimientos.

De acuerdo a esta interpretación los Jehovístas han proclamado en base a la Biblia que la venida de Jesucristo culminaría al cabo de una generación desde los sucesos de 1914, fecha en que se estableció el "principio del fin".  Este entendimiento ha ido cambiando a medida que transcurría el tiempo, dilatándose tanto hasta que finalmente se quebró. Sin embargo, este suceso ha sido manejado (manipulado) de tal forma que revela falta de honradez y franqueza de expresión, a tal grado que la mayoría de los creyentes no se percatan de la real situación de fondo.

La revista "La Atalaya" del 1 de Noviembre de 1995 en distintas oraciones bajo el tema "Tiempo de mantenernos despiertos" expresó este nuevo entendimiento de las siguientes maneras:

“... el término “generación”, según lo utilizó Jesús, se refiere principalmente a la gente contemporánea de un determinado período histórico con las características que la identifican."

"En conformidad con lo anterior, el profesor de Historia Robert Wohl escribió en su libro The Generation of 1914: “Una generación histórica no se define por sus límites cronológicos [...]. No está delimitada por fechas”."

"Desde 1914, “esta generación” de la humanidad ha experimentado cambios espantosos. Ha visto la Tierra empapada de la sangre de millones de personas. Ha presenciado guerras, genocidios, terrorismo, delitos y desafuero por todo el mundo. El hambre, las enfermedades y la inmoralidad han asolado nuestro planeta."

En la misma revista, en "Preguntas de los lectores" añadió:

"En el segundo cumplimiento, es decir el más amplio, “esta generación” también sería, como es lógico, la gente contemporánea."

"Por el contrario, con relación al tiempo que pudiera abarcar el término “generación”, pueden afirmarse dos cosas fundamentales: 1) que una generación no puede interpretarse como un período fijo de años, como sucede con otras designaciones cronológicas (década o siglo) y 2) que las personas de una generación viven durante un período relativamente breve, no muy prolongado."

Todos, absolutamente todos los T.J. que se creen capacitados e inteligentes y continúan como fieles devotos no entienden hasta el día de hoy después de 7 años (ni entenderán nunca) cómo se relaciona el término "generación histórica" con la "gente contemporánea" de modo que "presencia" el fin desde 1914 en un período 'indeterminado' pero al mismo tiempo "breve". Lo que nunca se darán cuenta que la inclusión de ambas no forma parte de una incoherencia incompetente de parte de la organización, semejando un error humano, sino de un cuidadoso manipuleo para que lentamente sin darse cuenta salgan del concepto anterior y pasen a otro diferente.

Lo de generación "contemporánea" ha sido un término fácil de entender en los años 1920 a 1945, porque se sabe que equivale a gente que vive alrededor de un suceso, y además se halla en concordancia con el relato evangélico, donde se cumplió en tiempo y forma. La mayoría de las personas que vivieron al momento en que Jesús pronunció tales palabras y fueron repetidas luego por sus discípulos al referirse a la destrucción de Jerusalén (año 33 E.C.) presenciaron su cumplimiento (año 70 E.C.). Por eso muchos Testigos de entonces, convencidos que en 1914 había principiado el "tiempo del fin" y que las palabras de Jesús también aplicaban de igual manera en el "cumplimiento mayor" creyeron que, a lo más, la Segunda Guerra Mundial culminaría en el predicho Armagedón. Hasta entonces era inobjetable que las personas que vivieron durante la II Guerra Mundial eran todavía contemporáneos de la I Guerra Mundial. Pero como esa profecía no se cumplió, con el paso del tiempo tuvieron la necesidad de cambiar el concepto de 'generación que no pasará' en el sentido natural y directo de gente de cierta generación o "contemporáneos" de tal grupo tal como aparece en los evangelios al de "duración promedio de vida", no porque encontraran un texto extraviado de la Biblia que lo aclaró, sino porque el alejamiento de 1914 lo requería para continuar apegados a su interpretación de la Biblia.  A partir de entonces, 'gracias al conocimiento progresivo que Jehová da a su debido tiempo sobre Sus propósitos a su pueblo', ahora todos los fieles debían entender que; "según lo utilizó Jesús", la 'generación que no pasará' equivalía a la edad promedio de vida de las personas y no a la masa de contemporáneos entre dos sucesos, aunque por supuesto aseguraban que correspondía con dicha noción para no contradecir la interpretación de la profecía según la idea básica dada en los pasajes evangélicos. Como la diferencia entre ambos no es sencillo de distinguir para la mayoría de las personas a las que iban dirigidas estas nociones, nadie se percató de esta desviación. Pero el continuo paso del tiempo sin la aparición de los anhelados pronósticos predichos y reiteradamente confirmados con tanta seguridad bajo el sello incuestionable de ser la revelación de Jehová, llevó invariablemente a modificaciones en los conceptos, pasando en 1984 al de "duración máxima de vida" para finalmente arribar a la actual interpretación de "histórica" según ya fue explicado en 1995. Aunque todos los fieles creyentes afirman que lo entienden, en realidad no lo comprenden. No pueden darse cuenta, porque equivaldría a discernir el embuste. La organización todavía no puede desprenderse de la fecha de 1914 ni de la idea de la 'generación que no pasará' en conexión con esa fecha por todas las afirmaciones y enseñanzas que ha proferido, por lo que ha introducido el concepto de "generación histórica" de período indefinido para permitir un estiramiento indeterminado del tiempo mientras para seguir manteniendo su equivalencia a su origen bíblico aseguran que esa nueva acepción se corresponde a lo mismo que la "generación de contemporáneos" de período corto y conocido tal como aparece ante el lector en las palabras de Jesús. Pero para evitar que piensen de alguna manera (aspecto muy peligroso) les inculcan que el espacio de tiempo es breve pero desconocido, por lo que no hay manera de saber cuánto (ni siquiera aproximadamente) puede durar. Parafraseando una cita señalan que "no tiene lindes cronológicos", por lo que en rigor a lo que señalan podría ser muy larga en el tiempo y no corta o breve como aseguran en la misma revista que expuso esta "nueva revelación de Jehová a su debido tiempo". Mientras tanto, para evitar que algunos se concentren demasiado en este merengue, desvían hábilmente la atención concentrando todos sus argumentos en "lo corto del tiempo" y que "en el momento menos pensado ocurrirá". Esta ensalada contradictoria de conceptos en el tiempo es un circo tan estúpido que los mismos creyentes admiten ingenuamente no entenderlo sin percatarse que todo es parte de una muy hábil manipulación para cubrir un vergonzoso fiasco profético.

Es cierto que los temas teológicos suelen ser agotadores para la mayoría de las personas sencillas. De allí que suponen que solo es para los más inteligentes o maduros discernirlo, imaginando que ellos no lo pueden entender porque son "imperfectos", o les falta "madurez", o mayor "capacitación seglar", o "no es el tiempo". Sea cual sea lo que fuera, lo único que les queda bien en claro es que deben concentrarse en seguir cumpliendo con todos los requisitos "Teocráticos" que impone la organización (perdón, "el Señor Jehová mediante su Caudillo Jesucristo): predicar y predicar sin aflojar los brazos y cada día más evitando caer en el "servicio de muestra", adquirir las cuotas (pagando con $$$ por supuesto) de revistas, libros y folletos para colocar dicha literatura en las manos de la gente,  prepararse y concurrir a todas las reuniones, marcar todos los artículos de estudio, visitar a los enfermos, hacer revisitas, conseguir estudios para aumentar la cantidad de "alabadores" que luego hagan lo mismo, viajar y contribuir a las asambleas utilizadas como recurso de propaganda, trabajar de voluntario en construcciones de salones, hacer donaciones en dinero ($$$) de manera regular y conferir propiedades ($$$) por via testamentaria, etc, etc., etc. De allí que sencillamente, cuando apenas alguien se sienta para tratar de comprender el entuerto, ya tiene alguna cosa que hacer que le impide resolverlo. Además, para calmar los ánimos, se les inculca que deben seguir orando "sinceramente" a Dios para que les ayude a comprender todo aquello que no entienden, y si no pueden comprenderlo, que esperen pacientemente que "a su debido tiempo" Dios dará la respuesta. Mientras tanto, deben trabajar "de toda alma", "sin aflojar los brazos" en todo aspecto del "sevicio a Dios", "comprándose todo el tiempo" posible, porque de no hacerlo de ese modo se exponen a las trampas del Diablo o perder el favor divino. Claro, es menester mantenerlos a todos bien ocupados y cautivados.

Todo ello se hace para ocultar hábilmente sus propios errores. La trayectoria religiosa de los Testigos es lamentablemente una farsa centenaria, las que a pesar de las tonterías distribuidas por el mundo siguen cosechando dividendos. Vean cómo el tema sobre la "generación que no pasará" mantuvo en expectativa a millones de personas durante décadas.

Diciendo tonterías

Un diccionario define la palabra tontería como: " habla fútil, discurso tonto, pretencioso , sin fundamento o erróneo ".  El material publicado en los libros de los Testigos de Jehová contiene mucho material de ese tipo. ¿Son solo palabrería sin fundamento? Muchos devotos de esta religión tienen fe no solo en la Biblia y en Dios, sino en que su organización religiosa es el "canal divino que les provee el alimento espiritual-literatura y conferencias bíblicas-a su debido tiempo" para comprender correctamente la Biblia y "los propósitos de Dios". ¿De donde provienen esos pensamientos escritos en las revistas "La Atalaya" y "¡Despertad!" así como en todos los demás libros publicados?

Las interpretaciones Angelicales de las Escrituras

Rutherford hizo los siguientes comentarios  sobre la literatura que él mismo escribió:

A veces dicen  que intento interpretar las Escrituras. Yo no intento interpretar las Escrituras. Cualquier hombre que lo  intente se mete en un  problema, si importar si es un clérigo o laico . La Biblia no es de interpretación privada alguna. [6]

Para alimentar o enseñar a su pueblo el Señor ha utilizado  las publicaciones de la Watchtower .... Estas publicaciones no dan a ningún hombre la gloria por  las maravillosas verdades  que el Señor ha revelado a su pueblo a través de las publicaciones de la Watchtower . [7]

Esto es  prueba de que la interpretación de la profecía no proviene del hombre, sino  que el Señor Jesús... envía la información necesaria a su pueblo por medio de  sus santos ángeles . [8]

The Golden Age ( Despertad) dijo lo siguiente sobre el entendimiento de la Biblia:

PREGUNTA: ¿Por qué ustedes , los Estudiantes de Biblia entienden cosas nuevas de la Biblia que no se podían ni soñar  hace tan solo cien años?

RESPUESTA: Porque  ahora es el tiempo previsto por  Dios para revelar a los justos  muchas cosas que antes estaban  ocultas. [9]

PREGUNTA: ¿Puede la lectura completa de la Biblia darnos  un conocimiento claro de la verdad?

RESPUESTA: No... La literatura más valiosa para ayudar a alguien a comprender la  Biblia es la publicada por la ’International Bible Students Association’ (Asociación Internacional de Estudiantes de la  Biblia)  . [10]

¿De dónde proviene la interpretación de la Biblia? El libro "Perspicacia para comprender las Escrituras" editado en 1991 en su página 725 del segundo tomo dice lo siguiente:

"A algunos miembros de la congregación cristiana del primer siglo se les concedió el don del "discernimiento de expresiones inspiradas" (ICo 12:10), lo que les permitía autenticar una profecía. Aunque esta facultad milagrosa también cesó, es razonable que Dios todavía hiciera disponible el entendimiento correcto de la profecía por medio de la congregación, en especial en el predicho "tiempo del fin", aunque no de manera milagrosa, sino como resultado de la investigación y el estudio diligentes y de que se compare la profecía con las circunstancias y los acontecimientos que se producen."

A pesar de que actualmente se cuidan de no afirmar directamente sobre su monopolio religioso de "la verdad", ni que los ángeles están involucrados, esta actitud permanece aún en la actualidad, sin cambiar en nada. En el año 1988, el libro "Apocalipsis...¡se acerca su magnífica culminación!", en la página 159 reconoce que Russel no habia podido alcanzar un desciframiento cabal de ese libro de la Biblia en su época. Entonces dice:

"El resto de los hermanos de Cristo (se refiere a la organización) tuvo que esperar algún tiempo para un entendimiento exacto de ese registro inspirado" (paréntesis incluido por mi)

Noten el término "exacto", el cual era invariablemente para el año 1988 cuando fue publicado ese libro. Como pueden notar, nada de lo que publican esta sujeto a error, todo es exacto. ¿Que dice ese libro? Además de las interpretaciones de los razgos simbólicos del libro, aplicandose Revelación 14:6 afirman en la página 205:

"La congregación de cristianos ungidos (se refiere a la organización o central de los Testigos de Jehová) cumple esta comisión" 

La comisión angelical se conecta con Mateo 24:14. En consecuencia, se sigue afirmando que la literatura más valiosa para ayudar a comprender la Biblia es la editada y distribuida por los Testigos de Jehová, que aparece como producto de la investigación de un pequeño grupo de poder, la que una vez diseminadas sirven para realizar estudios "gratuitos" de la Biblia llevados a cabo por todos los devotos de las escalas inferiores, afirmando en consonancia con los textos bíblicos mencionados que tal actividad está dirigida por el mismo Dios y Jesucristo que usan a sus ángeles para esta obra mundial. Las revistas "La Atalaya" y "¡Despertad!" publicadas semanalmente en forma rotativa siguen siendo los 'órganos oficiales' de la organización, y en ellas se provee abundante material para "comprender la Biblia" en armonía al "conocimiento progresivo" de la verdad revelada de Dios. Aunque se evita cuidadosamente tratar el tema de "interpretación de la Biblia" o de diluirlo diciendo que solo 'investigan y comparan' para progresar en conocimiento, no se puede entender otra cosa cuando a partir de tales 'investigaciones' y 'estudios diligentes' (note que ellos usan el singular cuando en realidad es plural) se realizan contundentes afirmaciones sobre las profecías de la Biblia y los propósitos de Dios. Por otra parte, ningún miembro cautivo de esa organización puede siquiera considerar que partes de tales enseñanzas publicadas contengan errores o contradicciones, y si se atreviera a hacerlas públicas, rápidamente se le llama la atención mediante los "ancianos" de congregación que tratarán de "restablecer", "corregir" o "ayudar"  a tal persona a 'ver los asuntos correctamente' y mantenerlo en la 'senda correcta'.

La historia de la "generación" que pasó.

El asunto sobre la "generación que no pasará" de Mateo 24:34 fue uno de ellos cuando permitió introducir un entendimiento muy divulgado por décadas por los T.J. como parte del mayor 'esclarecimiento dado por Dios oportunamente a su pueblo'. Tan exacta fue su enseñanza como se considera exacta la interpretación del libro de Apocalipsis. Pero, claro... ahora el "oportunamente" en la interpretación de la "generación" es otro radicalmente distinto.

Noten cómo se desarrolló este tema por décadas. La Atalaya del 1 de Septiembre de 1967, página 517 afirmó:

(nota: todos los resaltes en color y negrita (color) de aquí en adelante corren por mi cuenta)

"Cuando se reúnen los muchos factores, hallamos que nuestra generación, nuestro día es el único que la Biblia identifica como los “últimos días.” De hecho, en este año de 1967 ¡Realmente estamos viviendo la parte final de ese tiempo! Esto se puede comparar, no sólo al último día de una semana, sino, más bien, a la última parte de ese último día. "

La Atalaya del 15 de Septiembre de 1967, página 562, párrafo 7 decía:

"El futuro inmediato ciertamente habrá de estar lleno de acontecimientos culminantes, porque este viejo sistema se está acercando a su fin. En el transcurso de unos cuantos años a lo más se cumplirán las partes finales de las profecías bíblicas que tienen que ver con estos “últimos días,” con el resultado de que la humanidad sobreviviente será libertada para que entre en el glorioso reinado de 1.000 años de Cristo. ¡Qué días difíciles, pero, al mismo tiempo, qué magníficos días nos esperan en el futuro inmediato!" 

La Atalaya del 15 de Septiembre de 1975 Bajo el subtema "Determinando el tiempo" dijo:
"¿Cuándo será, pues, que el Hijo del hombre vendrá con poder destructivo para limpiar esta Tierra de todos los que aman el camino de la injusticia? Jesús mismo contesta: “En verdad les digo que de ningún modo pasará esta generación hasta que sucedan todas estas cosas.” (Mat. 24: 34; Mar. 13: 30) ¿Cuál “generación” es ésa? La que ha presenciado los acontecimientos que cumplen la profecía desde 1914 E.C. No hay duda en cuanto a la veracidad de lo que Jesús dijo. Enérgicamente añadió: “El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras de ningún modo pasarán”. Mat. 24: 35; Mar. 13: 31; compare con Mateo 5: 18." (Página 564, párrafo 22.)

Remontándonos al año 1962, La Atalaya del 1 de Enero de ese año llevaba un artículo titulado "El tiempo para la Venida del Reino de Dios" en cuyo párrafo de conclusión, entre otras cosas decía:

"No descarte precipitadamente la evidencia de que éste es el tiempo para el reino de Dios.
La cronología bíblica fija el año 1914 como el tiempo en que Cristo vino y comenzó a gobernar en medio de sus enemigos. (Sal. 110: 1-2) Los acontecimientos de los pasados cuarenta y siete años apoyan la evidencia cronológica como correcta. ¡El reino de los cielos está aquí! Y pronto, dentro de esta generación, vendrá con toda su fuerza destructiva contra Satanás y su inicuo sistema de cosas." (Página 25)

Dentro de todas las "evidencias" consideradas, se halla obviamente la interpretación "exacta" del libro de Apocalipsis, como ya vimos. El capítulo 3 del libro "Sobrevivientes que entran en una nueva tierra", publicado por la Sociedad Watch Tower en el año 1984 lleva por título "¿Cuánto durará el sistema actual?". En su comienzo destacaban lo siguiente:

1 ...¿Cuándo será destruido el sistema inicuo actual? ¿Viviremos para ver la Tierra convertida en un lugar donde los que aman la justicia puedan disfrutar de paz y seguridad completas?

2 Jesucristo suministró notables detalles que dan contestación a estas preguntas. Lo hizo cuando sus apóstoles preguntaron "[¿]Qué será la señal de tu presencia y de la conclusión del sistema de cosas?" Con relación a la destrucción misma del inicuo sistema actual, Jesús dijo claramente: "Respecto a aquel día y hora nadie sabe, ni los ángeles de los cielos, ni el Hijo, sino sólo el Padre" (Mateo 24: 3, 36). Sin embargo, sí describió de modo considerablemente detallado la generación que vería "la conclusión [giego: syntéleia] del sistema de cosas", el período que llevaría al "fin [giego: telos]". Página 21

Los párrafos 14 y 15 de ese mismo capítulo (página 28 del libro), afirmaba rotundamente:

 

14 Pero ¿no indica el hecho de que hayan pasado 70 años desde 1914 que pudiera haber alguna duda en cuanto a si realmente hemos estado en los "últimos días" desde ese año y en cuanto a si la venida de Cristo como ejecutor está cerca? ¡De ninguna manera! Respecto a los que verían el cumplimiento de "la señal" desde su principio, empezando con el año 1914, Jesús dijo: "En verdad les digo que de ningún modo pasará esta generación hasta que acontezcan todas estas cosas" (Marcos 13: 30). Miembros de esa generación todavía subsisten, aunque la cantidad va decreciendo rápidamente.

15Es verdad que las estadísticas indican que la duración media de vida, sobre base mundial, es ahora de solo 60 años, pero millones de personas viven más tiempo. Según estadísticas disponibles, en el año 1980 aproximadamente 250.000.000 de las personas que estaban vivas en 1914 todavía vivían. Esa generación todavía no ha desaparecido. Sin embargo, es interesante el hecho de que cifras publicadas por la Organización de las Naciones Unidas que de los nacidos en 1900 o antes, sólo 35.316.000 personas, según los cálculos todavía estaban vivas en 1980. De modo que la cantidad se reduce rápidamente a medida que las personas alcanzan edades que pasan de los 70 y 80 años. Cuando estos hechos se consideran junto con todos los detalles de la señal profética de Jesús, señalan vigorosamente que el fin está cerca. (Lucas 21: 28).

Noten como en el año 1984 en el párrafo 15 pasaron de duración media de vida a máxima sin siquiera pestañear. Y nada de todo lo que se venía diciendo al respecto, sea media o máxima, era como una suposición o posible entendimiento. Expresiones contundentes como "notables detalles", "considerablemente detallado", "¡De ninguna manera!" y "vigorosamente", "en unos cuantos años", "no hay duda"; asociando la frase de Jesús donde afirma que "de ningún modo pasará" con su segura y clara afirmación referida a la duración de la vida de las personas que vieron los sucesos de 1914, quedaba enfáticamente claro en la mente de todos que tal enseñanza estaba basada en la Palabra de Dios, por lo que era totalmente "clara", "vigorosa", "inconfundible".

Y no era un asunto secundario de índole pasajera u ocasional, sino parte esencial de su razón o motivo de predicación diaria. Esto se puede ver en la oración de la parte final del párrafo de la página 4 de la revista ¡Despertad! que dijo constantemente 24 veces por año desde el año 1967 hasta 1995 lo siguiente:

Por qué se publica Despertad

 

1967 a 8.2.75:
reflejando la segura esperanza del establecimiento del justo nuevo orden de Dios en esta generación.

22.2.75 a 22.12.77:

dándole base para confiar en la promesa del Creador de establecer un nuevo orden de paz duradera y verdadera seguridad en nuestra generación.

1.1.78 a 22.1.82:

edifica confianza en la promesa del Creador de establecer un nuevo orden de paz y seguridad en nuestra generación.

8.2.82 a 22.12.86:

edifica confianza en la promesa del Creador de establecer un nuevo orden de paz y seguridad durante la existencia de la generación que vio los acontecimientos de 1914.

8.1.87 a 22.2.88:

... ... ...

8.3.88 a .22.10.95:

promueve la confianza en la promesa del Creador de establecer un nuevo mundo pacífico y seguro antes de que desaparezca la generación que vio los acontecimientos de 1914.

Claramente la oración ligaba la "segura", el "fomento", "promoción", "dar base" y "edificar", la/de/en la esperanza del Creador en relación a la generación de 1914. De repente el asunto cambió. La magnitud del cambio se puede apreciar en cómo aparece a partir de Noviembre de 1995:

8.11.95 a...:

fomenta confianza en la promesa del Creador de establecer un nuevo mundo pacífico y seguro que pronto reemplazará al sistema de cosas actual caracterizado por la maldad y la rebelión.

Hasta Octubre de 1995 cualquiera que no conectara entre sí a las distintas alusiones (promesa de Dios, confianza segura, Reino de Dios y generación que no pasará) en una idea clara y concisa relacionada con el mismo Dios y sus promesas, promesa atada a la veracidad y fidelidad de Dios de establecer el Reino de su Hijo en el tiempo en que todavía estuviera viva la generación que vió los sucesos del año 1914, seguramente fue porque nunca fue Testigo ni jamás leyó estas declaraciones ni supo nunca nada de las "verdades" divulgadas por la organización religiosa durante tantas décadas anteriores. De repente, la tan confiada y segura promesa del mismo Creador de establecer el justo nuevo sistema sin salirse fuera del límite de la generación "que vió los acontecimientos de 1914" se transformó en una promesa que "pronto" vendrá sin tener nada que ver con niguna "generación". Entre esa referencia clara a 1.914 y ese “pronto” a partir del 8/11/95, hay todo un abismo. La "generación" se transformó sutilmente en un "sistema de cosas...caracterizado por la maldad", conformado por personas que se 'rebelan' en contra de las 'señales del tiempo del fin predicadas por Sus Testigos'. La Biblia contiene la expresión "pronto" o semejante dicha hace miles de años, y los Testigos la vienen usando desde el siglo XIX, por lo que no significa gran cosa.  Cuando menos hay que reconocerles sagacidad y astucia, pero para la vida cristiana es mucho mejor la sinceridad y la honradez.

Disculpas que revelan desfachatez

La Atalaya del 15 de Junio de 1997 en la sección de ‘pregunta de los lectores’ trató de disculparse por los errores proféticos incurridos sobre el concepto de "generación que no pasará" de la siguiente manera:

“Debemos reconocer que no siempre hemos entendido las palabras de Jesús en este sentido. Es una tendencia del ser humano imperfecto querer especificar la fecha en que vendrá el fin. Recuerde la ocasión en que los apóstoles de Jesús quisieron información más especifica y le preguntaron: "Señor, ¿estas restaurando el reino a Israel en este tiempo?". (Hechos 1:6.)”

La respuesta de Jesús fue categórica. En armonía a Hech. 1:6 cabría citar la misma pregunta pero dirigida a los "representantes" de Cristo en la actualidad. ¿Qué responden?

“Con las mismas intenciones sinceras,  los siervos de Dios de tiempos modernos han intentado deducir de las palabras de Jesús relativas a la "generación" un elemento temporal especifico calculado desde 1914. Por ejemplo, se razonó que la generación podía durar de setenta a ochenta años, y estaba compuesta de personas de edad suficiente para comprender el significado de la primera guerra mundial y otros acontecimientos; de esa forma era posible calcular aproximadamente lo cercano que estaba el fin.”

Los discípulos de Jesús no estaban seguros, por eso preguntaron, pero no intentaron deducir ni asegurar nada. Menos después de escuchar la respuesta. ¿Qué actitud han tenido los "ungidos" de hoy? La Atalaya del 1 deNoviembre de 1995 bajo el tema "Tiempo de mantenernos despiertos" se excusó de la siguiente manera:


"Debido a su deseo de ver el fin de este inicuo sistema, el pueblo de Jehová a veces ha especulado sobre cuándo estallará la “gran tribulación”, incluso relacionando este suceso con lo que se calculaba que debía durar una generación desde 1914."  

De modo que tapan sus anteriores afirmaciones rotundas con expresiones ablandadoras como "es una tendencia del ser humano imperfecto", "intenciones sinceras", "han intentado deducir", "podía durar", "calcular aproximadamente", "deseo de ver", "a veces a especulado", "se razonó" y así por el estilo. Note por favor en la cita anterior cuando dicen: "el pueblo de Jehová a veces..."

En dichas palabras tenemos serias y señalables faltas. Resulta en una muestra total de desfachatez decir que debido a la 'imperfección' los T.J. "pensaban" o "especulaban" en un tiempo que la 'generación que no pasará' mencionada por Jesús equivaliera al promedio de vida de las personas-o tiempo máximo de vida como ya señalé desde 1984-cuando siempre por décadas aseguraron que "era" tal cosa en base a la Biblia de manera enfática y rotunda, sin posibilidad de error. No era una hipótesis ni una teoría, sino un asunto concreto y definitivo, sin ninguna dubitación. Recuerde cuando afirmaban que "no hay duda", "¡De ninguna manera!" exclamaban al respecto, y antes "pasarían el cielo y la tierra" que esta interpretación de las palabras de Jesús. Al mismo tiempo, siempre acompañaron tales enseñanzas con el concepto de que eran parte de la "luz aumentante de la verdad que Dios da a su debido tiempo a su pueblo". Todo el material publicado siempre fue considerado como "alimento espiritual proveniente de Jehová", con lo cual sus razonamientos, argumentos y enseñanzas eran tomadas como algo proveniente del mismo Dios, no del hombre. Cualquiera que se atreviera a afirmar ante otros que tal interpretación fuera incorrecta era catalogado de anticristo, opositor a Dios, una persona peligrosa que debía ser evitada socialmente. ¿Acaso han descubierto ahora que son 'imperfectos'? ¿No han sabido desde siempre que eran imperfectos tal como ellos mismos lo han pregonado aún antes de 1914? Aún así cualquiera que no aceptara esa enseñanza como muchas otras de turno afirmadas por la organización que se prueban erradas o manipuladas, es considerado un resistidor, un apóstata, y todos los miembros de la congregación lo evitan como si fuera la peste. De modo que lo de "imperfectos" es una excusa falsa. Entonces, ¿cómo es que le achacan al "pueblo de Jehová" tal equivocación? ¿Quiénes son los que establecieron siempre y siguen estableciendo las doctrinas que todos los que forman el "pueblo de Jehová" deben adoptar? ¿Los miembros de todas las congregaciones ("pueblo de Jehová") por votación o un selecto grupito conocido como comité o cuerpo gobernante? Inclusive, note la suavizadora palabra "a veces", como si ese tipo de enseñanza solo era asunto de arranques emocionales esporádicos y no una muy clara y constante prédica Jehovista por décadas. Si esta manera de excusarse no es una clara manipulación, entonces que la ingenuidad les valga a todos los que opinan lo contrario. ¿Porqué la "investigación" y "estudio diligente" de la Biblia solamente es correcto si lo practican los miembros más elevados de la organización? ¿Acaso otras personas no tienen capacidades intelectuales y no pueden ser sinceras en su búsqueda de la "verdad"? Si la autoridad debe venir de ellos, entonces, ¿cómo es que les achacan a los "invitados de piedra" por la culpa del error cuando "la clase Juan", también conocido como el "resto ungido" o el "escalvo fiel y discreto" en una clara alocución a la cúpula de la organización religiosa,  fue la responsable directa de transmitir esa interpretación de la Biblia? Fue de parte de ese titulado "esclavo fiel y discreto" pero cuya cabeza es el 'cuerpo gobernante'  la que dirigió, predicó, atrajo e implantó dicha explicación profética en la mente de todos los creyentes que llegaron a conformar en tantas décadas la mayor parte del "pueblo de Jehová" a través de la literatura impresa, y no de parte de ese conjunto de creyentes que le enviaron sus resultados investigativos a la organización.  Su manera de excusarse no es honesta. Simplemente invierten el sentido para despistar mentalmente a sus cautivos, que también hicieron como suyas esas interpretaciones, al leerlas de la misma Biblia y ser "ayudados" a comprenderla bajo la guía espiritual de los "ungidos" o 'hermanos espirituales de Cristo'. De hecho, tan clara y segura fue la prédica que durante todas esas décadas todos los devotos Testigos esperaban con anhelo el cumplimiento de la promesa en su generación, donde la mayoría que componían ese "pueblo de Jehová" ¡siquiera habían visto los sucesos de 1914!...

Por otro lado, la idea que quieren dar de ser "estudiantes sinceros" es falsa. Jamás dijeron o se expresaron por escrito durante las décadas previas a 1995 de esta manera:

"Nosotros, como humanos imperfectos, pensamos, especulamos que la generación que no pasará mencionada por Jesús probablemente se refiera a la duración media de vida de las personas, y que según la Biblia fija entre 70 a 80 años. De ser así, las personas que vieron los acontecimientos de 1914 verían el fin de este sistema inicuo de cosas. Por consiguiente, si no nos equivocamos en la interpretación de la Biblia referida a este pasaje, el fin puede estar muy cerca."

Si usted ha sido un Testigo por décadas, o de lo contrario puede consultar con cualquier Testigo que lo halla sido por lo menos por unos 30 años, jamás escucharon o leyeron tal cosa, tal como pude exponerlo brevemente de algunas citas de las revistas de distintos años. Si se hubieran expresado de ese modo, todos habrían notado que solo era un intento por entender algo, no que estaba resuelto, claro, sin posibilidad de error, por lo que sus reconocimientos o disculpas habrían sido veraces y creíbles. Por eso, al decir hoy que todo fue una simple manifestación de la ansiedad humana equivale a tratar de estúpidos a todos los Testigos de Jehová, mentirles en la cara y burlarse de ellos. Deberían haber dicho algo como ésto:

"Queridos hermanos. Durante décadas hemos creído con total seguridad que las palabras de Jesús sobre la 'generación que no pasará' aplicaba al promedio de vida de las personas, pero nos hemos equivocado e introducido un error. El cuerpo gobernante, como responsables directos de tal enseñanza, pide perdón a todos los hermanos del pueblo de Jehová que han depositado plena confianza en tal explicación como proveniente de Jehová. Fue producto de nuestra especulación, y Dios permitió el error. Ahora estamos tratando de comprender cómo aplican esas palabras, si es que aplican al tiempo del fin. De momento no las comprendemos bien, porque su significado básico es de entre 30 a 45 años, de modo que tendremos que esperar a ver cómo se desenvuelven los acontecimientos y volver a reinterpretar todos los pasajes proféticos referidos al "tiempo del fin" o bien llegar a la conclusión de que Jesús no aplicó esas palabras al tiempo del fin sino solo para la destrucción de Jerusalén. Sin embargo, las conexiones existentes entre ambos paralelismos y ciertos sucesos o hechos no acontecidos en el año 70 E.C. siempre nos llevó a considerar que esas palabras de Cristo sí aplicaron también en lo que hemos considerado el segundo y más amplio cumplimiento. Por eso, nos hallamos perplejos. Oren a Jehová sinceramente para que podamos superar esta difícil prueba de nuestra fe y entender el significado de las palabras de Jesús registradas en los evangelios referidas al tiempo del fin de este sistema de cosas."

¿Alguien leyó una declaración de este tipo de parte de la organización? Esa seguramente habría sido una excusa más honesta, sincera, pero claro, habría despojado a la organización de su preciada y gloriosa posición de vocera divina al mundo, colocándolos como simples seres humanos que intentan (sinceramente y atados a su imperfección) develar el misterio. Semejante honradez habría descolocado a todos los fieles devotos sin saber si seguir trabajando abnegadamente en el mismo objetivo o esperar un tiempo hasta que se acomoden los asuntos y ver si existe o no existe en realidad una tal "clase Juan" que pregona dichos de Jehová o es puro esfuerzo humano. Sin duda un aflojamiento generalizado de la actividad religiosa hubiera ocurrido, y eso obviamente no lo permitirían, así que mejor recurrir al otro plan "teocrático" bastante conocido por décadas al ser ya aplicado en distintas otras situaciones y enseñanzas, que consiste en:  manipular, enredar y tergiversar los hechos para aparentar otra cosa.

Con la sola alusión de decir que "especularon" demuestra que son unos impostores, pues lo que afirman tan categóricamente no es otra cosa que sus inconstantes interpretaciones humanas de lo que piensan puede decir la Biblia aquí o allá, y para nada son representantes alguno de Dios. Nada de lo que enseñan está avalado por Dios ni Jesucristo ni dirigido por los "santos ángeles", sino solo conjeturas humanas, porque si lo fuera realmente el problema se agravaría al trasladarse el señalamiento a los tales como responsables de los errores. En consecuencia se hallan igual que el resto de todas las religiones que han tratado y siguen tratando de interpretar la Biblia lo mejor que pueden. Si todo se debe a su "deseo sincero", ¿qué no quita que el actual sea exactamente lo mismo? ¿Qué asegura que el resto de todas sus interpretaciones sobre el tiempo del fin y los propósitos de Dios no sean también parte de esos buenos y sinceros deseos? Si antes, todas (no solo el asunto de la "generación" sino muchas conjeturas interpretivas que se modificaron con el tiempo) fueron simples especulaciones humanas, ¿porqué las actuales no pueden seguir siendo lo mismo? De hecho, existen tantos absurdos y contradicciones en muchas de sus enseñanzas que es imposible pensar en otra cosa mejor. En definitiva, toda su enseñanza juzgando con la sentencia más leve, lleva a concluir que no es más que un deseo sincero por que la Biblia sea la palabra veraz de Dios, y para hacerlo mienten, ocultan y manipulan

¿Hay alguien que pueda defender la Biblia sin llegar a semejante bajeza? ¡Qué se presente de una vez!...

6. ‘The Golden Age’, 27 noviembre 1929, p. 152.

7. ‘The Watchtower’, premier diciembre 1933, p. 263.

8. J. F. Rutherford, ‘Preparation’, 1933, p. 28.

9. ‘The Golden Age’, 29 junio 1927, p. 637.

10. Ibid., 27 julio 1927, pag 700-1.

Para conocer la manera en que se presentó el tema del cambio de entendimiento, dirigirse a la_generación_y_1914

Puede expresar sus comentarios a: edgardokomar@yahoo.com.ar

Volver a página inicial.