Make your own free website on Tripod.com

                  

"Den al César las cosas del César y a Dios las cosas de Dios"

Para la mayoría de los creyentes estas palabras conforman una de las más brillantes respuestas del "Hijo de Dios" a los hombres. Se ufanan diciendo que los opositores se "maravillaron", dejándolos sin más gana de preguntarle nada.

¿Nadie se da cuenta acaso que el mismo "Hijo de Dios" con su respuesta está legalizando la autoridad del Imperio Romano? En otras palabras, está reconociendo la soberanía obtenida por el poder militar romano a costa de asesinatos, pujas codiciosas, guerras, sometimientos injustos, ambiciones económicas, delirios de grandeza y leyes impuestas para gobernar la vida de la gente para tales fines egoístas en una vasta jurisdicción de la tierra, en las que estaban incluidos hasta los propios judíos que seguían la Ley de Moisés.

¿Tan poco poder tiene Dios que debe dar el "permiso" para que idólatras e imperialistas busquen su propia gloria a costa del sufrimiento de los inocentes? ¿O acaso estaba Dios detrás de los romanos como un experto manipulador para alcanzar la famosa "pax romana", para "castigar" a los malvados que "oprimían a la pobre gente" dispersa por la tierra, razón por la cual todos le deben una parte del respeto y obediencia en lo que exijan?

¿Será por eso que Jesús recurrió a la magia (claro, no a pagar parte de su salario de trabajo "honrado") a fin de pagar su cuota impositiva para no quedar en su momento como un "contribuyente moroso", sino más bien un decente y respetable ciudadano? Me parece injusto que para "no hacer tropezar" saquemos de la galera (boca del pez) el dinero que nos exigen pagar como impuestos. Es cierto, en sentido informal, sería excelente aparentar ser un respetable "contribuyente" sacando dinero mágico sin necesidad de ganarlo sometido a trato desigual e injusto. Pero en el contexto de la solemne santidad publicitada es hipócrita.

Encima de tener que "dar" las cosas que demanda el "César" (seguramente para mantenimiento de la vía Apia, escuelas públicas, administración de la justicia, en fin, para la mayor felicidad y alegría de los pueblos...?) se debe también "dar" las cosas que demanda Dios. ¿Qué cosas hay que "dar" a Dios? No, no piense en "el amor a Dios o al prójimo, o en ser una buena persona", no, eso no. Eso son solo inocentes mascaradas (como las mencionadas para el caso del "César", que en realidad iban principalmente para el mantenimiento del ejército y la maquinaria de guerra). Son DIEZMOS. Si, diezmos....claro, más de lo mismo (o sea, dinero o bienes de consumo o inmueble, en fin: $$$), para mantener un sacerdocio podrido y a un fariseísmo fanático a fin de seguir manteniendo engañada a la pobre gente ignorante en la creencia de un Dios "amoroso" que los cuida y tanto los quiere que les dará la "vida eterna" solo si ejercen la suficiente paciencia y aguante hasta... ¡que se mueran y los entierren!

¿Puede existir una podredumbre mayor que esa? Pues esa, estimados creyentes, ha salido nada menos que de los labios del "Hijo de Dios". Eso es lo que ustedes creen (lo de "Hijo de Dios"), para mi solo ha salido en el mejor de los casos de un pobre y buen hombre extremadamente influido que creyó haber hecho algo bueno en su vida. Fue producto del mismo engaño religioso judío, una religión enfermiza. Si no creen lo que afirmo, lean por favor con los ojos del entendimiento lo que atestiguan los propios evangelios que ponen en boca del "Hijo de Dios" las palabras en donde ¡admite nada menos que los judíos lo ponían a prueba al preguntarle si era correcto pagar impuestos! En otras palabras, ingenuamente reconoce que contestó lo CONVENIENTE, no la verdad. ¡más falso que eso, imposible! ¿Acaso decir la verdad lo pondría a prueba? ¡Ridículo! Como "Hijo de Dios" es un fiasco total, representa nada menos que a un alfeñique ser espiritual que no puede imponer su poder y autoridad sin verse en problemas. ¿A quiénes le tiene miedo el Dios Todopoderoso y Omnisapiente?... ¿Que clase de "testimonio de la verdad" vino a proclamar el "Hijo" de ese "Dios"? ¿Un Reino (autoridad gobernante) de otra fuente? Pero, ¡por favor!...

¿Ningún creyente ha meditado lo suficiente para darse cuenta que se está recomendando solito como un hipócrita si cree en todo el verso de Jesucristo y en todo lo que dicen sobre él por allí?....¿No se percatan que para salvar las apariencias el "ilustre Maestro", el "más grande de todos los tiempos" se hace amigo de todos los dioses y demonios existentes para zafar? ¿Ante eso se maravillan?...

Vean que los únicos que se maravillaron fueron los hipócritas que buscaban una manera de culparlo. ¿Porqué? Porque para ellos el sistema estaba... ¡de maravillas!, y con el respaldo de Jesús, ¡mejor imposible!...

¿Y para ustedes?...

¡¡¡DESPIERTEN!!! ¡¡¡¡NO CREAN, SEPAN!!!!

Edgardo Komar Julio2003.-